Promocasa

¿Qué es un Aval Hipotecario y para que sirve?

El aval hipotecario es una figura importante a la hora de firmar una hipoteca. Tanto para el banco que es una garantía de pago, como para el avalado que si en algún momento no puede hacer frente al pago, tiene una tercera persona para ayudarle.

¿Qué es un Aval Hipotecario?

Se puede definir como una garantía de pago cuando el titular no puede hacerse cargo del pago de la hipoteca. El Banco de España lo define como «una forma de garantizar o asegurar el cumplimiento de las obligaciones económicas. Quien avala (el avalista) se declara dispuesto a hacer frente a los compromisos del avalado frente a una tercera persona o empresa (el beneficiario del aval) en caso de que el avalado no lo haga.»

A medida que han pasado los años, se ha ido perdiendo la figura del aval. Esto tiene que ver con que los bancos ahora prefieren que los clientes realmente puedan hacerse cargo de esos pagos y no los tenga que asumir una tercera persona.

¿Quién puede ser avalista?

Puede ser cualquier adulto pero es mejor, y la entidad financiera lo prefiere, que tenga ingresos altos y no tenga deudas.

Los requisitos que tendría que cumplir el avalista:

  • Ser mayor de edad
  • Ingresos para hacerse cargo y estables
  • No tener deudas
  • No aparecer en los ficheros de solvencia patrimonial
  • Estar en posesión de patrimonio suficiente como garantía y que este esté libre de deudas
 

Pasos para conseguir una hipoteca con aval:

Los pasos a seguir son los que se deben hacer al pedir una hipoteca. Y si requieres de un avalista, tendrías que buscar una persona que cumpla los requisitos anteriores.

  1. Encontrar una buena oferta y elegir hipoteca (fija o variable)
  2. Entregar la documentación que pide el banco y esperar a que lo apruebe el banco
  3. Formalizar la hipoteca ante el notario
  4. El avalista tendría que firmar ante el banco 

Como quitar el avala hipotecario

Esto se puede usar en situaciones como divorcios, cuando el avalista deja de tener solvencia económica o con algún problema personal.

La única forma de eliminar el aval hipotecario, es hablando con tu entidad bancaria. Esta no va a aceptar tu propuesta porque es una garantía de pago. En todo caso, se puede cambiar de aval hipotecario de persona o se pueden firmar nuevas clausulas mientras se negocie por ambas partes.

También se puede declara nulo el aval si se contempla algún fallo de redacción o incluye clausulas abusivas. Demostrando que no hubo negociación previa o falta de comunicación por ambas partes.