Características habituales en los alquileres

  • Duración minima del contrato de un año (en algunos casos se contempla que la duración del contrato sea menor siempre que la causa a justificar sea aceptada por la propiedad).
  • Contrato prorrogable anualmente hasta un máximo de cinco años.
  • Fianzas según ley (entre una y dos mensualidades en el caso de viviendas) pudiendo solicitarse la aportación de garantías adicionales en forma de cantidades en metálico, avales o fiadores solidarios.
  • Variación de la renta anual según IPC.
  • Consumos, suministros y servicios por cuenta del inquilino (cambios de titular de los suministros al inquilino).
  • Gastos de comunidad de propietarios e IBI por cuenta a cargo del propietario).
  • El inquilino (arrendador) NO puede hacer obras sin consentimiento escrito de la propiedad.